Sense categoria

Informe especial: la extradición de Assange

Octuvre.cat nace, entre otras cosas, porque es intolerable que José María Aznar, que tendría que ser juzgado por crímenes de guerra, esté libre mientras se persigue Julian Assange, quién destapó estos crímenes. Por eso os ofrecemos un informe sobre el proceso de extradición de Julian Assange en los Estados Unidos que empieza este lunes 24 de febrero de 2020.


Este informe está disponible también en catalán e inglés.

Informe especial

#FreeAssange

Estados Unidos busca encarcelar a Julian Assange por obtener y publicar las filtraciones de 2010/2011, que expusieron la realidad de la Administración Bush sobre la “Guerra contra el Terror”: Asesinato colateral (Reglas de combate), Cuadernos de la Guerra Afgana, Cuadernos de la Guerra de Irak, Cablegate y Los Documentos de Guantanamo.

Estados Unidos comenzó su investigación criminal contra Julian Assange y WikiLeaks a principios de 2010. Después de varios años, la administración de Obama decidió no procesar a WikiLeaks debido al precedente que sentaría contra las organizaciones de medios de comunicación. En enero de 2017, la campaña para liberar a la supuesta fuente del Sr. Assange, Chelsea Manning, tuvo éxito y el presidente Obama le dio una conmutación presidencial y la liberó de prisión.

En agosto de 2017, bajo la administración Trump, se hizo un intento para presionar a Assange para que dijera cosas que fueran políticamente útiles para el presidente.

Después de que Assange no cumpliese, fue acusado por la Administración Trump y se puso en marcha la solicitud de extradición. Chelsea Manning fue encarcelada nuevamente por su negativa a cooperar con el gran jurado contra WikiLeaks.

El presidente Trump ha declarado que la prensa es “el enemigo del pueblo”.

Es la primera vez que la Ley de Espionaje de 1917 se utiliza para acusar a un editor o a un periodista. Las organizaciones por la libertad de prensa han enfatizado que la acusación penaliza el comportamiento normal de recopilación de noticias. La acusación aplica la Ley de Espionaje de forma extraterritorial. Assange publicó desde el Reino Unido en asociación con medios de comunicación del mismo Reino Unido y otros medios de comunicación europeos y estadounidenses. La acusación abre la puerta para que otros periodistas involucrados en las publicaciones de 2010 sean procesados. Estados Unidos hará una declaración extraordinaria sobre que los extranjeros no tienen derecho a protecciones constitucionales, para que Julian Assange no pueda beneficiarse de la Primera Enmienda.


¿Qué dicen los periodistas sobre el tema?


“Con esta acusación, la administración Trump ha elegido ir más allá de la cuestión de la piratería para desafiar directamente los límites de la Primera Enmienda. Este caso representa ahora una amenaza para la libertad de expresión y, con ello, la resistencia de la misma democracia estadounidense”.

Consejo editorial del The New York Times


“La administración ha pasado de denigrar a los periodistas como ‘enemigos del pueblo’ a criminalizar ahora las prácticas comunes del periodismo que han servido al interés público durante mucho tiempo”.

Marty Baron, editor ejecutivo del Washington Post.


“El uso de la acusación con la Ley de Espionaje plantea implicaciones profundamente preocupantes para el periodismo tradicional y la libertad de prensa en este país. El derecho a publicar información incómoda e importante que el gobierno preferiría mantener en secreto es fundamental para una prensa verdaderamente libre.”

Editor en jefe del Wall Street Journal, Matt Murray.


“Los periodistas de investigación habitualmente obtienen y publican información que el gobierno desearía mantener en secreto. Esta acusación amenaza tal denuncia y es un ataque escalofriante contra las libertades de prensa y el derecho del público a saber”.

Editora en jefe de USA Today, Nicole Carroll.


“Julian Assange, editor de Wikileaks, ha sido acusado bajo la ley de espionaje de los Estados Unidos por publicar los diarios de guerra de Afganistán e Irak y los cables de la embajada de los Estados Unidos, documentos importantes que muchos de nosotros en todo el mundo usamos y ayudamos a divulgar. Esto plantea un precedente extremadamente peligroso para periodistas, los medios de comunicación y para la libertad de prensa. No queremos quedarnos callados en este momento.“

Federación Internacional de Periodistas


“En vista de las implicaciones de la libertad de prensa y las serias preocupaciones sobre el tratamiento al que Julian Assange sería sometido en los Estados Unidos, mi evaluación como Comisionado para los Derechos Humanos es que no debe ser extraditado”.

Cosejo Europeo. Comisionado para los Derechos Humanos, Dunja Mijatovic


Preguntas frecuentes

¿Julian estará en la corte?

Sí, estará presente en la sala del tribunal todos los días. Julian Assange está en prisión preventiva en HMP Belmarsh, al lado del palacio de justicia.

¿Cuáles son los cargos contra Julian?

Diecisiete cargos bajo la Ley de Espionaje de 1917 por obtener y publicar información clasificada, y un cargo bajo la Ley de Fraude y Abuso de Computadoras (CFAA por sus siglas en inglés).La acusación de CFAA fue revelada el 11 de abril de 2019. El 23 de mayo, la Administración Trump desveló una acusación de reemplazo que añade 170 años a la posible sentencia de Assange.

¿Cuál es la sentencia potencial?

175 años. Ley de espionaje: 170 años. CFAA: 5 años.

¿Qué publicaciones cubre la acusación?

Collateral Murder (Asesinato colateral), específicamente las “Iraq Rules of Engagement 2007 – 2009” (Reglas de combate con Irak 2007 – 2009) que se publicaron en Collateral Murder.

Las Reglas de combate se publicaron junto con el video que muestra un crimen de guerra perpetrado por el ejército estadounidense. El ejército de los EE. UU. había llevado a cabo una investigación interna que concluyó que el ejército de los EE. UU. actuó de acuerdo con sus propias Reglas de Combate con Irak. Sin embargo, el video muestra un crimen de guerra acorde al derecho internacional.

• WikiLeaks publicó el video Asesinato colateral junto con Las Reglas de combate con Irak de 2006, 2007 y 2008, que revelan estas reglas antes, durante y después de los asesinatos. El hecho de que el ejército de EE. UU. clasificara las acciones como legales cuando eran claramente ilegales fue una parte central de la publicación.


Afghan War Diaries (Diarios de la Guerra Afgana), a los que se refiere la fiscalía estadounidense como “Afghanistan SIGACTs”

Iraq War Logs (Cuadernos de la Guerra de Iraq), a los que se refiere la fiscalía estadounidense como “Iraq SIGACTs”

Cablegate, a los que se refiere la fiscalía estadounidense como los “Cables del departamento de Estado”

Guantanamo Files/GITMO Files (Los documentos de Guantánamo/ Los documentos GITMO), a los que se refiere la fiscalía estadounidense como “Guantanamo Detainee Assessment Briefs” (Informes de evaluación de detenidos de Guantánamo)

Si Assange acaba siendo extraditado, ¿puede argumentar que las publicaciones fueron por interés público?

No. No hay defensa de interés público bajo la Ley de Espionaje.

¿Bajo qué condiciones estaría en los Estados Unidos?

Si se extradita, Julian Assange estará bajo “Medidas Administrativas Especiales” (SAMS por sus siglas en inglés) que son mucho más restrictivas que las condiciones más restrictivas del Reino Unido. Estará en confinamiento solitario, en una celda pequeña. No se le permitirá ningún contacto con la familia. Solo podrá hablar con sus abogados, quienes no podrán transmitir ningún mensaje suyo o se enfrentarán a cargos criminales. Tales condiciones son una sentencia de muerte en vida.

¿Puede Assange confiar en la Primera Enmienda?

La Administración Trump ha declarado que Julian Assange no tiene derecho a la Primera Enmienda (libertad de expresión y de prensa) porque es un extranjero nacional. Por lo tanto, las leyes penales de Estados Unidos se aplican en el extranjero pero las protecciones constitucionales no. Esto significa que todos los periodistas, en cualquier parte del mundo, corren el riesgo de ser procesados por Estados Unidos si publican algo que el gobierno de los Estados Unidos considere que viola sus leyes.

¿Pero seguramente las leyes de Estados Unidos no aplican en el Reino Unido, desde donde Assange publicaba?

Julian Assange publicó las publicaciones 2010/2011 desde el Reino Unido y Europa. La extradición es una prueba de soberanía. El tratado de extradición entre Estados Unidos y el Reino Unido es el centro de atención.

¿Puede el tratado de extradición entre Estados Unidos y el Reino Unido detener la extradición?

Hay consenso en el Parlamento del Reino Unido de que el Tratado entre el Reino Unido y EE. UU. necesita una reforma. Tanto el Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson, como el líder de la oposición, Jeremy Corbyn, criticaron el desequilibrio del Tratado a favor de Estados Unidos en el Parlamento el 12 de febrero de 2020.

¿No excluye el Tratado de Extradición entre Estados Unidos y el Reino Unido los “delitos políticos”?

Si. El espionaje es un delito político clásico. El ejecutivo del Reino Unido tuvo la oportunidad de rechazar la solicitud de extradición antes de llegar a los tribunales. En su lugar, el entonces Ministro del Interior, Sajid Javid, certificó la solicitud de Estados Unidos. Ahora le corresponde al juez determinar si la extradición debe ser rechazada por estos motivos.

¿Assange está acusado de hackeo?

No. La acusación formal no afirma que Assange haya “hackeado” nada. De hecho, la acusación no menciona el “hackeo”. El lenguaje de “hackeado” proviene de un comunicado de prensa de la fiscalía estadounidense que anuncia la acusación de Assange el 11 de abril de 2019. El cargo es que Julian Assange supuestamente acordó intentar ayudar a Manning a iniciar sesión en sus ordenadores de trabajo (a las que ella ya tenía acceso) usando un nombre de usuario diferente para que pudiese mantener su anonimato.

Pero, ¿no alega Estados Unidos que Assange fue más allá de lo que hacen los periodistas “normales” al ayudar a Manning a obtener acceso a documentos a los que no tenía acceso válido?

No. La acusación de Estados Unidos es que Assange acordó intentar ayudar a Manning a usar un inicio de sesión diferente con el mismo acceso de seguridad. Esta afirmación extremadamente endeble se realiza utilizando la Ley de Fraude y Abuso de Computadoras, un estatuto que es vago, anticuado y excesivo, y que no define claramente lo que realmente significa “intrusión informática”. Esta falta de claridad en la legislación ha llevado a que el estatuto haya sido utilizado con fines políticos anteriormente, y los tribunales y el gobierno de Estados Unidos han interpretado incluso que la Ley de Fraude y Abuso de Computadoras incluye el intercambio consensuado de contraseñas o el robo de webs por parte de periodistas.

Como lo expresó el abogado de defensa criminal de Assange en Estados Unidos, las “acusaciones factuales se reducen a alentar a una fuente a proporcionarle información y a hacer esfuerzos para proteger la identidad de esa fuente”.

¿La acusación de Estados Unidos criminaliza las actividades periodísticas normales?

Si. Estados Unidos alega que Julian Assange coordinó con Manning la recepción y publicación de documentos clasificados (Delitos 2 a 14 de la acusación). La Ley de Espionaje (que se formuló en 1917, en relación con el espionaje) ahora se aplica a un periodista que se comunica con una fuente. La Ley de Espionaje establece que alguien que ayuda, incita, aconseja, ordena, induce, adquiere o “causa intencionadamente” un delito a ser cometido puede ser castigado como delincuente.

Los delitos 15-17 se refieren a lo que el Comité de Reporteros para la Libertad de Prensa (RCFP por sus siglas en inglés) llama “publicación pura”. Para ajustarse al lenguaje de la Ley de Espionaje, la acusación alega que Julian Assange “comunicó” informes de las guerras de Afganistán e Irak, y los cables del Departamento de Estado, “publicando [los documentos] en Internet”. El RCFP llama a esto una “teoría legal profundamente preocupante, que rara vez se contempla y nunca se despliega con éxito. Según esos cargos, el Departamento de Justicia busca ahora castigar el puro acto de publicación de secretos gubernamentales de interés periodístico bajo las leyes de espionaje de la nación”. Se le llama a esta teoría una “amenaza grave” para la recopilación de noticias y la “publicación pura” cuenta como una “amenaza directa para la presentación de noticias.

Los Estados Unidos alegan que las publicaciones de 2010 han causado daños. ¿Hay alguna evidencia de esto?

La retórica del “daño” de los Estados Unidos tiene como objetivo distraer sobre las decenas de miles de víctimas (con nombres) de ejecuciones extrajudiciales, tortura, crímenes de guerra y otras pruebas contundentes de violaciones de derechos humanos reveladas en las publicaciones de WikiLeaks y sus socios editoriales. El ejército estadounidense y los funcionarios de la administración actual o anterior son culpables de muchos de los crímenes que WikiLeaks ha expuesto, ninguno de los cuales ha sido procesado.

Durante el Consejo de Guerra a Manning, los Estados Unidos declararon bajo juramento que no habían encontrado a ninguna persona que hubiera sido asesinada a causa de las publicaciones. Diez años después, EE.UU aún no ha podido presentar ninguna evidencia de que alguien haya sido gravemente herido a causa de los Cuadernos de la Guerra de Irak, los Diarios de la Guerra de Afganistán y los cables diplomáticos de 2010.

La retórica pública del gobierno de EE.UU contrasta con sus informes internos y sus evaluaciones, como informó Reuters en 2011: “Un funcionario del Congreso informado sobre las revisiones dijo que la administración se sintió obligada a decir públicamente que las revelaciones habían dañado seriamente los intereses estadounidenses con el objetivo de reforzar los esfuerzos legales para cerrar la web de WikiLeaks y presentar cargos contra los filtradores… “Nos dijeron que (el impacto de las revelaciones de WikiLeaks) era vergonzoso pero no dañino”, dijo el funcionario, que asistió, a finales de 2010, a una sesión informativa dada por funcionarios del Departamento de Estado“.

¿En este caso de extradición, qué papel juega el caso español de espionaje ilegal contra abogados?

Se están investigando evidencias en España que involucran a agencias de los Estados Unidos, específicamente actos ilegales cometidos contra el Sr. Assange y sus abogados, que hacen imposible un juicio justo en los Estados Unidos y hacen que la extradición sea abusiva.

Los denunciantes en España que trabajaban para la empresa de seguridad contratada por Ecuador para dirigir la embajada ecuatoriana dieron un paso al frente el año pasado, lo que llevó a una denuncia penal que ahora está en manos del Tribunal Superior de España o de la Audiencia Nacional, dirigida por el juez de la Mata. Los denunciantes han dado evidencias de que el director de la compañía estaba llevando a cabo el espionaje contra los abogados de Julian Assange para la inteligencia estadounidense a través del jefe de seguridad de Sheldon Adelson, el mayor patrocinador financiero de Trump, un magnate de los casinos que posee la compañía Las Vegas Sands. La compañía española instaló micrófonos y cámaras ocultas que grababan subrepticiamente el sonido, abriendo teléfonos móviles de periodistas y médicos visitantes para copiar números de serie y códigos IMEI, un intento de robar el ADN de un bebé, vigilancia física, irrumpir en las oficinas de abogados, y más.

El espionaje de la empresa española coincide con los informes del New York Times sobre los “esfuerzos más agresivos de Mike Pompeo (entonces director de la CIA) para tratar de interrumpir WikiLeaks” que hicieron que “algunos legisladores expresen […] incomodidad”. El director de la CIA, Mike Pompeo, prometió “derribar” a WikiLeaks, llamando a WikiLeaks un “servicio de inteligencia hostil no estatal”.

¿Importa si Julian Assange es periodista?

Julian Assange ha sido miembro con tarjeta titular de la Unión de Periodistas de Australia MEAA durante más de una década, y ha recibido el premio periodístico más alto otorgado en su país, el Premio Walkley, que es el equivalente al Premio Pulitzer. También es miembro de la Federación Internacional de Periodistas y ha ganado docenas de premios periodísticos.

La discusión sobre si Julian Assange es periodista es irrelevante, porque las actividades por las que Estados Unidos le ha acusado son actividades periodísticas normales, por lo tanto, el precedente que se está sentando afecta a todos los periodistas.

¿Puede Julian Assange obtener un juicio justo en el Distrito Este de Virginia?

El tribunal que escuchará el caso de Julian Assange es el tribunal de “seguridad nacional” de los Estados Unidos. El grupo del jurado proviene de Virginia, que es un pequeño estado donde se encuentran la sede de la CIA y los contratistas de seguridad nacional. El exoficial de la CIA John Kiriakou, quien denunció el problema de las torturas por ahogamiento de la CIA y que fue procesado bajo la Ley de Espionaje por exponer la tortura, fue juzgado y condenado en este tribunal.

John Kiriakou sobre las perspectivas de que Assange obtenga un juicio justo en el Tribunal del Distrito Este de Virginia.

¿Ha dicho algo Donald Trump sobre el enjuiciamiento de Assange por las filtraciones de Manning?

En 2010, Donald Trump dijo que Julian Assange debería “enfrentar la pena de muerte” por las publicaciones de Manning.

¿WikiLeaks solo publica filtraciones sobre los Estados Unidos?

WikiLeaks ha publicado filtraciones de muchos otros países, incluidos Kenia, Perú, Siria, Arabia Saudita, Rusia, Namibia, Noruega e Islandia.


Lectures recomendadas

James Goodale: Will alleged CIA misbehavior set Julian Assange free? (The Hill, 13 January 2020

James Goodale: Pentagon Papers lawyer: The indictment of Assange is a snare and a delusion (The Hill, 14 April 2019)

James Goodale: More Than a Data Dump – Why Julian Assange deserves First Amendment protection (Harpers Magazine, April 2019)

Jack Goldsmith: The U.S. Media Is in the Crosshairs of the New Assange Indictment

Gabe Rottman: The Assange Indictment Seeks to Punish Pure Publication